Redactado por: Berta Navarro
Editado por: Melissa Lizano


Las aguas cristalinas, el calor del sol y la suave arena blanca son las principales razones para visitar Roatán, Islas de la Bahía; además, cuenta con el segundo arrecife coralino más grande del mundo. Si esos no son motivos suficientes para que tomés las maletas y el pasaporte, tal vez lo que te cuente a continuación lo sea.

Tengo la bendición de viajar a Roatán 3 o 4 veces al año y por eso me considero una “guía turística” o por lo menos eso intento ser. Me encanta el mar y todo lo relacionado a él; de pequeña me gustaba pensar que era una sirenita y aunque he crecido, todavía me considero una. Mi primera recomendación son los deportes acuáticos, están cargados de adrenalina (la cual me vuelve loca), localizados en West Bay y hay muchas opciones; ahí podés encontrar motos acuáticas, la banana y el barco submarino. Hace poco probé por primera vez  el “Water board”, un propulsor que se coloca en la espalda y te levanta sobre el agua; amé la experiencia aunque me caí muchas veces porque eso de balancearse no es lo mío.

También, te recomiendo salir y conocer más la bella isla; podés visitar un cayo que está aproximadamente a 30 minutos, llamado Frenchy’s. Es el paquete completo: la playa, deportes extremos, animales exóticos y buena comida. ¡Es bello! Muchas veces subestimamos el potencial de nuestro país y sinceramente jamás (nunca de los nunca) me hubiera imaginado que ese lugar existía. Una de mis actividades favoritas en Frenchy’s es tirarme desde una soga colocada 15 metros sobre una tarima (me muero del miedo pero no dudo en hacerlo).

La pequeña guía hacia la bella Roatán

Si sos de los míos y a cada rato te ruge el tigre, ¡tenés que ir a estos restaurantes! Para empezar, Gio’s, el mejor restaurante de mariscos, en mi humilde opinión; el segundo es a Hole in the Wall, solo se puede llegar por lancha pero realmente vale la pena. No te dejés llevar por las apariencias: ese kiosquito en el medio del mar te va a dar el mejor ceviche que hayas probado. Por último, Argentinian Grill o “donde el argentino”, el único restaurante en la isla que combina el sabor del mar y la tierra con el delicioso sazón de un che.

No quiero profundizar mucho en esta vaina de los hoteles, pero estos son los que he visitado:

La pequeña guía hacia la bella Roatán

A todo esto, te aconsejo llevar bloqueador solar (el sol es perro en Roa), muchos trajes de baño, gel de aloe para las quemadas (¡porque es obvio que te vas a quemar!) y un kit de primeros auxilios (recordá: todo puede pasar en Roa). ¡Ah! No olvidés las ganas de explorar y divertirte, que es lo primero que deberías preparar.

La pequeña guía hacia la bella Roatán

Si no te terminé de convencer, aquí te dejo un video cool:


Nota de la Directora Editorial: Es importante hacerte saber que la mayoría de los artículos son redactados por los estudiantes que cursan la materia de “Redacción para medios”, por lo que encontrarás muy posiblemente en su composición, errores de todo tipo.
La exposición de dichos errores es parte también de la experiencia de los muchachos, por lo que de antemano, te pido los dispensés; en su momento serán corregidos por tu servidora como parte de su evaluación. ¡Muchas gracias por leer!