Redactado por: Patty Aplícano
Editado por: Erick Guzmán Toriz


“¡Marcela, sos una patechucho!”. Esas son las palabras que me dice mi mamá cada vez que le pido permiso para realizar un viaje, es un término que usamos los hondureños para describir a alguien que le gusta andar en la calle o de un lado a otro, ese es el apodo que me han puesto en mi familia.
Desde que tenía 5 años viajaba a San Marcos de Colón, un pueblito ubicado al sur del país, donde se respira aire puro y la gente te hace sentir como en casa. Mientras estaba en ese lugar lejano y totalmente nuevo para mí, me levantaba todas las mañanas y solo pensaba en todo lo que me esperaba: las aventuras, las personas que iba a conocer, las costumbres que iba aprender y sobre todo en la comida. No sé si han tenido la oportunidad de desayunar en un pueblo, pero es lo más rico del mundo… las tortillas recién hechas, la cuajada y los frijolitos (solo de pensarlo se me hizo agua la boca). Bueno, no nos distraigamos pensando en comida.

img_9339

Desde que realicé ese viaje, me di cuenta que una de mis actividades favoritas es viajar. ¿Alguna vez se han sentido tan vivos que quieren llorar de la alegría? Bueno, más o menos así me siento cuando hago un viaje, es una felicidad que te invade todo el cuerpo, y de repente amas tanto la vida, que te olvidas de todo problema.
He tenido la oportunidad de viajar a otros países y aprender muchas cosas, una de ellas, es amar más mi país. Aunque no lo crean, cuando estás tan lejos de tu casa es cuando más aprecias lo tuyo. Te das cuenta de lo afortunado que sos de ser catracho y vivir en un país tan lindo.
Tenemos la suerte de vivir en un país cinco estrellas: es el segundo más grande de Centroamérica, el 80% de su territorio está cubierto de montañas, se encuentran las ruinas mayas más importantes y mejor conservadas del mundo, tiene las mejores playas del caribe y posee el segundo arrecife coralino más grande de todo el planeta; además de todo esto, Honduras tiene aproximadamente 30 cascadas.

img_9388

Lamentablemente muchos de los hondureños no realizan turismo interno, prefieren conocer sitios de otros países en vez de descubrir las riquezas con las que cuenta Honduras. Como viajera, me he propuesto conocer todos los rincones escondidos de mi país. Antes solía visitar únicamente la playa, hasta que un día decidí tomar un rumbo diferente y me fui a conocer una cascada, me enamoré, y fue ahí cuando me propuse conocer todas las cascadas que hay en Honduras. Hasta el momento he conocido cinco, ha sido una de las mejores aventuras de mi vida, les contaré un poco más sobre ellas.
La primera fue Pulhapanzak, es una de las más conocidas y por supuesto de las más hermosas; si tienen la oportunidad de ir y les gusta la adrenalina, hagan el canopy y el tour debajo de la cascada (les aseguro que no se van arrepentir). Rawakala, ubicada al norte del país en Omoa, donde el agua es tan cristalina que podés ver peces nadando alrededor de tus pies; Cascada Escondida ubicada en Zambrano un lugar con un encanto único; La Estanzuela ubicada en Marcala, mi favorita hasta el momento, un poco lejos de la ciudad pero les aseguro que la manejada hasta llegar ahí vale la pena; y por último Las Golondrinas, ubicada en San Juancito cerca de Valle de Ángeles, donde el agua es lo suficientemente helada para purificar tu cuerpo y alma.

img_8926-1

Aunque solo llevo cinco en la lista, esos viajes han sido experiencias inolvidables. Este fin de semana continua la aventura de descubrir cascadas. Me aventuraré a conocer una en Santa Bárbara; no tengo ni la menor idea de cómo llegar, pero sé que preguntando y con Google Maps lo voy a lograr, porque como dice el dicho: “Preguntando se llega a Roma”. Si me pierdo y nunca llego, sé que voy a tener una historia más que contar, pero esa experiencia se las contaré en otro post. Por eso a vos que estás leyendo esto ¡animate! y salí a conocer tu tierra, armá un “roadtrip” con tus amigos y aventurate, no tengas miedo de perderte, estamos en la edad perfecta para vivir nuevas aventuras y crear momentos que vamos a recordar para siempre. Convertite en un “patechucho”, te aseguro que vas amar la “H” no solo en los partidos de la selección, si no por lo que tiene y por lo que es, uno de los países más bellos del mundo.

img_8800

Si deseas ver más fotos y conocer sobre mis viajes, te invito a darle like a mi página en Facebook (Pattjourneys) y también podés visitar mi perfil en Instagram (@pattyaplicano).


 

Nota de la Directora Editorial: Es importante hacerte saber que la mayoría de los artículos son redactados por los estudiantes que cursan la materia de “Redacción para medios”, por lo que encontrarás muy posiblemente en su composición, errores de todo tipo.
La exposición de dichos errores es parte también de la experiencia de los muchachos, por lo que de antemano, te pido los dispensés; en su momento serán corregidos por tu servidora como parte de su evaluación. ¡Muchas gracias por leer!