Redactado por: Luis Amaya
Editado por: Alejandro Ponce


Es la primera vez que hago un artículo y espero que no sea el último. Tenía muchas ganas de hacerlo, pues quiero compartir mi punto de vista sobre la fotografía y animarte a vos que estás leyendo a que no dejés que tu pasión se apague lentamente sin hacer algo por ella.

Seguí luchando

Antes que nada, no me considero fotógrafo profesional porque pienso que ese término es para personas que se dedican completamente a eso; simplemente es un pasatiempo, podría pasar horas y horas intentando tomar una fotografía, o retocarla sin estresarme, y le agradezco a Dios que me ha dejado encontrar en qué soy bueno.

Retrato fotográfico tomado en La Esperanza, Intibucá. Año: 2016

Mi principio en este mundo es tan caótico pero lindo a la vez; vino esporádicamente porque había tomado fotos con mi celular (como cualquier persona lo hace) pero era muy básico, no sabía nada de jugar con la luz, mucho menos de composición. Mi perspectiva cambió cuando cursé la clase de Fotografía, empecé a escuchar conceptos como: ISO, enfoque, obturador, encuadre y tiempo de exposición; me resultó un poco complicado todo lo que involucrara el uso de una cámara, pero con el tiempo fui perfeccionándolo. Me considero un fotógrafo documental, ese es aquel que busca plasmar la realidad en una imagen fija; el objetivo es lograr capturar las emociones de la persona a la que se retrata dentro de su contexto y reflejarlos todos a la vez.

Retrato fotográfico tomado en Santa Lucía, en proyecto de la clase de Fotografía. Año: 2015

No te quiero aburrir con toda esta historia sobre mis inicios y mi estilo fotográfico, lo que quiero es que te animés a buscar tus sueños y una vez encontrados, que nunca renunciés a ellos sin importar que tan locos sean. No te sintás mal cuando venga la crítica (de eso no te podés librar) ya sea para bien o para mal, siempre va a estar al asecho queriendo arrebatarte tu anhelo. Yo soy testigo del desaliento, porque vengo de un entorno el cual te dice que si no estudias algo que tenga que ver con números o negocios, no vas a poder salir adelante; que si no tenés las herramientas suficientes, no lo vas a lograr. Hoy te digo, que todo eso se puede cumplir hasta donde lo permitás. No es necesario tenerlo todo, comenzá con lo que tengás a mano, y así vas a valorar más tu esfuerzo. Si te gusta la fotografía, iniciá con la cámara de tu celular; si te gusta la música, comenzá con tu guitarra vieja, y si te gusta cantar, comenzá cantando en el baño. Al fin y al cabo es tu vida, disfrutala, hacé lo que más te gusta y hacelo ya; si algo no te gusta, cambialo. Sé feliz y nutrí más tus ganas de hacer realidad tu sueño. Te dejo este video, que hasta el sol de hoy me ha ayudado a seguir adelante.


Nota de la Directora Editorial: Es importante hacerte saber que la mayoría de los artículos son redactados por los estudiantes que cursan la materia de “Redacción para medios”, por lo que encontrarás muy posiblemente en su composición, errores de todo tipo.
La exposición de dichos errores es parte también de la experiencia de los muchachos, por lo que de antemano, te pido los dispensés; en su momento serán corregidos por tu servidora como parte de su evaluación. ¡Muchas gracias por leer!