Redactado por: María Isabel Salinas
Editado por: María Teresa Durón


Disney siempre ha formado parte de mi vida desde que tengo uso de razón, pues ver las películas una infinidad de veces hizo que yo creyera que era una princesa, que los juguetes cobraban vida y que los monstruos entraban por la puerta del armario. Cuando mis papás notaron el amor que compartimos como familia hacia las películas de Disney, decidieron hacer realidad nuestros sueño al hacer un viaje familiar. En el 2007 visitamos por primera vez el mundo “donde los sueños se hacen realidad”; desde entonces, cada vez que visitamos los Estados Unidos, por ley tenemos que ir al maravilloso mundo de Disney. Con 10 años de experiencia, considero que puedo darles algunos “tips” para visitar el lugar más feliz de todas las galaxias, donde todos pueden ser tan ridículos como quieran y podemos volver a ser niños.

Así me pongo de feliz cuando me dicen que vamos a ir a Disney.

En mi opinión, la mejor época del año para visitar este lugar es a finales de agosto e inicios de octubre, ya que no hay tantas personas como en verano. Como los parques y hoteles quedan un poco retirados de la ciudad, lo más recomendable es alquilar un carro (por comodidades); esto lo pueden hacer en el aeropuerto, donde distintas empresas conocidas como Alamo y Enterprise tienen tarifas accesibles, pero si no desean alquilar un transporte personal les recomiendo que descarguen una app llamada “Lyft”, que es lo mismo que “Uber”, pero con tarifas más bajas y con mayor seguridad. También los Hoteles de Disney ofrecen transporte hacia el aeropuerto y a los distintos parques, solo pregunten en el “lobby” por sus horarios.

Al momento de comprar los “tickets”, háganlo online en la página de Disney Parks o en la tienda oficial de Disney que se encuentran en los Premium Outlets (ya sea el que está en International Drive o en Vineland Avenue); si en algún caso, por cuestión de tiempo no pueden hacer la compra con anticipación, los pueden adquirir en la entrada de los parques, pero váyanse temprano porque si no se van a tardar mil horas, más la presión del calor y los niños inquietos les aseguro que no va a hacer un tiempo de espera muy placentero.

Ese momento cuando los niños tienen una actitud insoportable.

Ya para los parques, les recomiendo que descarguen una app llamada “My Disney Experience”, que va a ser su mejor amiga, indicándosle las horas de los shows, tiempo de espera para subirse a una atracción, el mapa de los parques o resorts y reservaciones disponibles; se utiliza mediante el Wifi gratis que ofrece el parque. El FastPass y el PhotoPass, son dos cosas muy útiles durante su visita. El FastPass se utiliza para los juegos más populares o concurridos, para así no hacer una fila de 190 minutos, si no de 5. Sólo se puede sacar 3 por ticket y parque. Por otro lado el PhotoPass sirve para guardar y ver las fotografías que los empleados les tomaron, donde ellos agregan magia extra.

Disney World Orlando contiene 4 parques temáticos: Magic Kingdom, Animal Kingdom, Epcot Center y Disney’s Hollywood Studios. Al momento de su visita es importante que utilicen ropa y zapatos cómodos, también llevar un paraguas y un poncho impermeable; es muy probable que llueva. Les dejaré en cada parque una tabla con las atracciones indispensables a visitar.

Castillo de Cenicienta en Magic Kingdom.

Voy a comenzar describiendo mi parque favorito: Magic Kingdom. Este es el lugar más visitado, ya que allí se encuentra el famoso castillo de Cenicienta, el cual es el edificio más fotografiado del mundo. También tiene otros dos castillos: el de La Sirenita y el de La Bella y la Bestia, en los que, si son fan #1 como yo, se desmayan o lloran de la emoción. Tiene 5 áreas que están llenas de magia: Main Street, Adventureland, Frontierland, Fantasyland y Tomorrowland; en estos se puede encontrar adrenalina pura para los valientes o atracciones tranquilas para los niños o miedosos como yo. Tiene distintos espectáculos por el día como el “Disney Festival of Fantasy Parade” y por la noche vemos los dos show más esperados frente el castillo de Cenicienta que se llaman: “Once upon a time” y “Happily ever after”.

Animal Kingdom es un lugar para los amantes de los animales salvajes. Su monumento (un árbol artificial gigante) tiene tallado en el tronco todos los animales del mundo, y por debajo se encuentran algunos juegos poco conocidos. Para los aventureros, tiene un safari muy parecido a los de África, y tiene distintos animales al aire libre que se pueden observar de cerca. El conductor que va manejando un Jeep, va explicando y actuando a la vez para hacer más divertida la atracción. Les sugiero que visiten por la noche el mundo de Pandora, donde pueden quedar maravillados por su espectáculo de luces.

Epcot Center es el parque futurista donde muestran la creación de la tierra, su evolución, la tecnología y sus funciones. Es multicultural, así que cualquiera se puede sentir identificado; creo que Jules Verne se va a revolcar en su tumba cuando se de cuenta que sí se puede dar la vuelta del mundo en menos de 80 días. Para todos los amantes de la gastronomía, este es el lugar para ustedes, ya que se ofrecen festivales como “Food & Wine Festival” e “International Flower & Garden Festival” y encontrarán variedad de platos mundiales presentados por el Pato Donald, Mulán, Olaf y muchos más. Es fundamental ver show por la noche “IllumiNations: Reflections of the Earth”, el cual deja un mensaje muy valioso y que a menudo a se nos olvida: todos pertenecemos a una misma raza.

Para los fanáticos del cine, cámaras, efectos especiales y otras cosas, los invito a visitar Hollywood Studios. Hay muchas presentaciones sobre algunas películas famosas e incluso shows estilo Broadway.Si les encanta Star Wars y Toy Story, este es el parque para ustedes, ya que tiene un área súper grande dedicada a estas películas. También está Fantasmic, uno de los espectáculos más emotivos que he visto, donde es casi imposible no soltar las lágrimas. A todos esos amantes de la música, en especial los “rockeros”, es esencial que visiten el “Rock ‘n’ Roller Coaster Starring Aerosmith”.

La razón por la que me gusta tanto Disney World es porque uno vuelve a ser niño; vemos nuestros personajes favoritos en vida real, cantamos “Hakuna Matata” como si fuese el himno nacional, siento que ahí podemos poner todo lo malo atrás y despejar nuestra cabeza por un ratito para enfocarnos en nuestros deseos y utilizar nuestra imaginación. Ver a las niñas con sus vestidos de princesas, a los niños disfrazados de piratas o ver a los papás bailando con Mickey y Minnie Mouse, hace que nos sintamos dentro de un cuento de hadas o de una película animada. Así que gracias mamá y papá por hacer este sueño realidad.
Aquí les dejo un video de mi “youtuber” favorito, con más consejos para visitar Disney World Orlando :

 

 


Nota de la Directora Editorial: Es importante hacerte saber que la mayoría de los artículos son redactados por los estudiantes que cursan la materia de “Redacción para medios”, por lo que encontrarás muy posiblemente en su composición, errores de todo tipo.
La exposición de dichos errores es parte también de la experiencia de los muchachos, por lo que de antemano, te pido los dispensés; en su momento serán corregidos por tu servidora como parte de su evaluación. ¡Muchas gracias por leer!