Redactado por: Josué Ochoa

Editado por: Arturo Alvarado

________________________________________________________________________

Fue en cuarto grado cuando tuve a mi hermano mayor adoptivo; él llegó a mi escuela con varios niños, por una organización llamada Free The Oppressed, fundada por el reverendo Jimmy Hughes, es una organización que brinda la oportunidad de ayudar a niños en riesgo social, les predican la palabra de Dios, les inculcan valores y todos son una familia muy unida; lo que es bueno, ya que la mayor parte de centros regionales como el Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia (IHNFA) se encargan de recoger niños en riesgo social y prácticamente encarcelarlos, en este caso, no. En Honduras existen más de 200 mil niños huérfanos de cero a diecisiete años; quienes han perdido a uno o ambos padres por la violencia en el país, que por la falta de oportunidades empiezan a delinquir y meterse en vicios desde temprana edad.

Miles de niños hondureños buscan las drogas como soluciones alternas.

Axel se llamaba mi hermano adoptivo y me llevaba tres años de edad, me contó como sufrió en las calles desde pequeño, conoció el mundo de las drogas y las pandillas cuando era solo un niño. Por lo que pude percibir, lo más difícil de vivir en la calle era el no tener qué comer, y aquí les dejo un consejo que él me dió: “Si algún día llegan a ver a un niño en un semáforo, no le den dinero, lo pueden utilizar para drogarse. Denle comida ya que siempre pasan con hambre.”


Después de contarme su trágica infancia y con solo el hecho de saber que tenía la confianza para decirme sus más profundos secretos, creamos un lazo de hermandad. Un día de esos le pregunté: ‘¿Y si te venís a vivir con nosotros?’, él muy entusiasmado me dijo que sí… Al principio lo tomamos como una broma, pasaron los días y justamente antes que terminaran parciales él se había escapado de la escuela, por ciertos maltratos fisícos que había recibido uno de los días anteriores en la organización, se refugió en la casa de un compañero y después me llamó diciendo que no tenía a donde ir, nosotros le abrimos las puertas de nuestra casa. Hablamos con la gente de la organización, ellos aceptaron, y bueno, por fin tenía mi hermano mayor en casa. Él era lo máximo para mí, me hacía reír, me daba consejos y me protegía. Pasaron los días y le salió una oportunidad de irse a jugar a un equipo de fútbol que estaba en primera división; el Hispano. Yo le recomendé que lo mejor que podía hacer era estudiar, pero el sueño de ser un jugador de fútbol profesional nadie se lo podía quitar.

No le fue tan bien, así que se aventuró a jugar con el Platense de Puerto Cortés, otro equipo de la Liga Nacional Hondureña. Estando allá, Áxel estudiaba mientras perseguía su sueño de ser una estrella de fútbol. Cada día sabía menos él, era muy difícil comunicarnos porque lo teníamos que llamar a un teléfono que no le pertenecía.

Han pasado como ocho años y aun puedo recordar… Él me hizo una llamada y yo no quería hablar, había estado estresado todo el día y lo menos que quería hacer era pláticar. Me arrepiento hasta el sol de hoy; en la mañana del día siguiente mi hermano había muerto ahogado, en un día de las madres. Fue una etapa de mi vida muy difícil, desde entonces comencé a sentir varios síntomas de depresión, me sentía vacío, no podía dormir, me sentía sin esperanzas, ansioso y culpable. Incluso tenía ganas de suicidarme y todo esto con solo trece años de edad.

Me costó levantarme de esta gran pérdida, casi unos cuatro años. La mejor cura para una depresión aparte de los antidepresivos son las conversaciones y terapias, ya puede ser con tus amigos o alguien profesional, el punto es buscar personas con quien podas desahogarte y liberar todo. Si alguna vez sufriste de depresión por algo que te haya sucedido en la vida, tenés que salir adelante. Una de las cosas que me ayudó fue el tener pensamientos positivos, afronté las situaciones, me establecí objetivos y aprendí a relajarme, estos son varios tips que te podrían ayudar para salir de una situación difícil.

“Todo mundo tiene problemas, lo importante es salir adelante.”

Aquí te dejo un video del centro Free the Oppressed:

Si estás sufriendo de depresión, este video te va ayudar:

________________________________________________________________________

Nota de la Directora Editorial: Es importante hacerte saber que la mayoría de los artículos son redactados por los estudiantes que cursan la materia de “Redacción para medios”, por lo que encontrarás muy posiblemente en su composición, errores de todo tipo.
La exposición de dichos errores es parte también de la experiencia de los muchachos, por lo que de antemano, te pido los dispensés; en su momento serán corregidos por tu servidora como parte de su evaluación. ¡Muchas gracias por leer!