Redacción: Alessandra Fiallos

Edición: Eduardo Arteaga


Mi vida es miserable no porque yo quise, sino por todo lo que he tenido que lidiar desde mi niñez hasta hoyMi nombre es Alessa, tengo 19 años y sufro de Trastorno Limítrofe de Personalidad, más conocido como trastorno “Borderline” o “TLP” (una enfermedad caracterizada por la dificultad en la regulación de las emociones que puede manifestarse en comportamientos destructivos, cambios drásticos en el estado de ánimo, impulsividad, problemas de autoimagen, relaciones interpersonales inestables, e intentos frenéticos para evitar situaciones de abandono real o imaginario).

Desde que tengo uso de razón, recuerdo como la mayoría de mi niñez sufrí de abuso sexual por alguien de mi misma edad, como desde séptimo hasta noveno grado fui abusada psicológicamente (bullying) por 3 años (2010-2012) en el colegio. Traté de suicidarme, me metí en relaciones tóxicas, entre otras cosas, personalmente consideradas estúpidas, que no debí hacer, todo porque cada día me quería morir; muchos tal vez no se acuerdan de la forma en la que ocurrió, pero yo sí.

Sinceramente no le deseo la experiencia ni la enfermedad a nadie, pero si comienzas a notar que tienes emociones inestables, problemas controlando tu ira, relaciones turbias con otras personas, pensamientos suicidas, y/o problemas con el consumo del alcohol o drogas, entonces recomiendo que trates una autodiagnosis; en el internet puedes encontrar muchos exámenes de diagnosis cortos, pero toma en cuenta que auto diagnosticarse no te dará una respuesta certera, aunque sí puede impulsarte a visitar al médico especialista si tus resultados son altos con la probabilidad de tener una enfermedad.  Si decides, y puedes obtener una diagnosis profesional, te recomiendo que visites a un psiquiatra como el Dr. Mario Aguilar o a la Dra. Gloria Nieto, ambos me han tratado y ayudado bastante. Yo fui diagnosticada formalmente hace un mes, y para ser honesta me hubiese ayudado mucho haber sabido lo que tenía años antes; te aconsejo que no tengas miedo si sale positivo, porque los medicamentos, la terapia, y tu propio esfuerzo ayudará mucho a que aprendas a controlar la situación.

Pero volviendo a la historia, todo cambió cuando me cambié de escuela en el 2012 (esa sí fue una de las mejores decisiones que he hecho en mi vida); fue alrededor de la etapa de décimo y duodécimo grado que comencé a descubrir muchas cosas de mí, para ser exacta, acerca de mi sexualidad y género, como por ejemplo: Soy pansexual (estado donde una persona se siente atraída a individuos más allá de su género), y quiero aclarar que mi sexualidad fue algo que nunca cuestioné, siempre encontré la belleza en todos los géneros desde pequeña y no entendía por qué conformarme con uno solo.

Unos años antes, entre el 2008 al 2009, cuando yo estaba en sexto grado en los Estados Unidos, me encantaba un libro titulado “Vampire Kisses” y mi personaje favorito era el vampiro gótico Alexander… Yo quería ser Alexander, y desde entonces solo me imaginaba siendo el físicamente. Pasando los años noté como los personajes que me gustaban siempre tenían los mismos rasgos físicos, rasgos similares a mí, o más bien, como yo quería ser; no entendía por qué me sentía así, hasta que en el año 2015 descubrí lo que significaba la palabra “transgénero”, por fin había terminado de darme cuenta quién era yo. Además, algo curioso es que siempre me fascinó la androginia (un término designado a aquella persona que, debido a su apariencia física, mantiene ambigüedad respecto a su sexo, que es lo que quiero lograr) hasta el sol de hoy, por lo cual me gusta mucho la moda gótica, donde puedo expresarme de la forma que quiero (Desgraciadamente no he logrado convertirme en vampiro como Alexander, pero ¿Quién sabe?).

Estos son todos los libros de la novela de “Vampire Kisses”

 

Se saco un manga llamado “Vampire Kisses: Blood Relatives”, el cual fue una historia aparte de la original del libro. Aquí se ve el dibujo de como se mira Alexander.

Mucho tiempo atrás me hubiese dado miedo hablar sobre esto, pero la verdad es que desde que me cambié de escuela y comencé a ver las cosas de otra manera, prometí ser honesta conmigo y los demás. ¿Pero para qué les cuento esto? Porque quiero que sepan quién soy yo, que soy más de lo que aparento ser. Soy callada, fácil de enojar y tengo opiniones muy fuertes; he sufrido mucho, y sí, tengo muchas dificultades en la vida, pero nunca dejaré que nadie me diga lo que debo hacer, porque yo tengo una meta, y es la meta que todos deberían de tener: ¡Ser feliz!

Todo lo que me ha pasado ha permitido que me dé cuenta que yo importo, y mi felicidad también. Hace mucho tiempo me comprometí hacer un cambio, y hoy he comenzado: Con este artículo he hecho que por lo menos, por un tiempo, la gente vea y entienda la vida desde mi perspectiva, que tener todos estos gustos y aun mi enfermedad no me hace una mala persona, solo me hace “distinta”. Sé que la gente puede tener su opinión de mí, pero solo yo se la verdad detrás de todo, y eso es lo que importa.

Para finalizar, quiero que sepan que, aunque no parezca, estoy agradecida a pesar de todo lo que ha pasado; sigo con vida gracias a las cosas pequeñas que me motivan: leer un libro, ver los siguientes episodios de un ánime, tener más gatitos, y recordarle a la persona que amo lo agradecida que estoy por tenerlo. No se puede arreglar el pasado y tampoco se puede adivinar el futuro, solo vivir el presente, así que no pierdas tú tiempo en el pasado.

Best. Movie. Ever.

La única verdadera desgracia sería si mi banda favorita, Placebo, se desbanda, pero como escribió Brian Molko (vocalista de Placebo) en unos de los versos de la canción “Speak in Tongues”:

“Don’t let them have their way

You’re beautiful and so blasé

So please don’t let them have their way

Don’t fall back into the decay

There is no law we must obey

So please don’t let them have their way

Don’t give in to yesterday.”


Nota de la Directora EditorialEs importante hacerte saber que la mayoría de los artículos son redactados por los estudiantes que cursan la materia de “Redacción para medios”, por lo que encontrarás muy posiblemente en su composición, errores de todo tipo.
La exposición de dichos errores es parte también de la experiencia de los muchachos, por lo que de antemano, te pido los dispensés; en su momento serán corregidos por tu servidora como parte de su evaluación. ¡Muchas gracias por leer!