Redactado por: Dana Díaz
Editado por: Nick Plata

 


 

Sí, la vida es difícil: lograr tus metas, tomar decisiones, admitir nuestras equivocaciones y muchas cosas más….

Hace unos años, yo era la niña más indecisa, quería todo y a la vez nada. La perseverancia, no era un valor que practicaba. Me metían en actividades extracurriculares y nunca las terminaba. Por ejemplo, mi papá siempre soñó con que yo ejecutara un instrumento, el que más llamaba mi atención era el piano, así que me inscribieron en un conservatorio de música. Me gustaba la idea de que podía llegar a ser una gran pianista, pero luego me salí, por la simple excusa de que no quería levantarme temprano los sábados para ir a clases. Luego, le pedí a mi papi que me metiera a talleres de moda porque siempre pasaba vistiendo bien a mis barbies y todo el tiempo les ayudo a mis hermanas a buscar cómo vestirse para toda ocasión, pero él no lo miró como algo serio después de que notó que yo nunca terminaba lo que empezaba y no me dejó.

Así fue la cara de decepción de mi viejo cuando me salí del conservatorio.

Con el tiempo, fui creciendo y mi papá, a finales de mi último año del colegio, seriamente me preguntó: “Y al fin ¿Qué vas a estudiar?”, a lo que yo le respondí: “Aún no sé.” Considerando que faltaban dos semanas para mi graduación. Inmediatamente, él cambió de actitud y me dijo con un tono de voz más elevado del que usa normalmente: “La inseguridad no te llevará a nada en esta vida si seguís así, hay que aprender a tomar decisiones y más que esta es la primera de muchas importantes que vendrán. Por favor, no quiero ver que después estés cambiando de parecer sobre tu carrera en tu tercer/cuarto año en la universidad”. Nunca voy a olvidar ese comentario, hizo que mi vida girara por completo; comencé a sentirme totalmente perdida.

Ahí fue donde me enteré, que ir creciendo no es solo ir cumpliendo años, sino que es ir buscando tu propósito. Después, acudí a una psicóloga, Iris Zavala (te la recomiendo), le conté lo que me sucedía y me ayudó bastante al realizar varias pruebas psicológicas durante una semana, para al menos tener una idea general de cómo podía empezar determinando quién soy. Los resultados demostraron que la música, la manera de resolver las cosas y mi capacidad de autodominio, fueron mis aspectos más altos, y de esta manera, salió que me desenvolvería muy bien estudiando Música, Publicidad o Mercadotecnia, de hecho, ella misma mencionó que todos los problemas que yo le había contado acerca de mí, no concordaban con mis resultados.

Esta es una parte mi informe psicológico.

Te comparto este video que puede ayudarte  a escoger tu carrera universitaria, por si estás en esos rumbos.

Así mismo, me di cuenta que el problema fue que nunca me tomé el tiempo para pensar en lo que yo quería, jamás había pasado por algo tan serio en mi vida o había hecho algo por mi propia cuenta. Mis padres han hecho todo lo posible para que no me falte nada, gracias a Dios, pero ellos mismos me hicieron caer en la realidad; no todo es color rosa. Pasó un mes y finalmente, después de la ayuda que recibí, decidí estudiar la mejor carrera del mundo: Comunicación Audiovisual y Publicitaria en la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec). Si te interesa, podés ver el plan de estudio aquí.

Realizando un proyecto para la clase de Expresión Oral, en la cabina de radio.

Cuando entré a la “U”, me di cuenta que la moda si era algo en serio, cuando lo dije de pequeña, y lo es en gran parte. He comenzado combinando mi carrera con un poco de estilo, gracias a un curso que finalmente culminé el mes de agosto de 2017, llamado “The Academy”. Me di cuenta que los valores que más me faltaban hace unos años, la seguridad y perseverancia, ahora son parte de mí y me han hecho seguir adelante. Por último, algunos se preguntarán ¿Y por qué no estudiás Diseño de Modas? Mi respuesta es simple, me encanta tanto la comunicación que no la cambio por nada, me identifica, y la moda es más un gusto que podría afinar con mis estudios (como llegar a tener mi propio, y reconocido, fashion blog). Ahora sí, espero que entiendan porque la elijo primero. Quizás, dentro de unos años, también considere estudiar diseño, no estaría de más, pero primero lo primero, porque en esta vida te va a tocar priorizar cuando no podás elegir entre varias cosas al mismo tiempo.

En la graduación de “The Academy” con Melissa Valeriano (presentadora de TV y creadora de este curso).

Así que ¿ves?, puede llegar a ser difícil para nosotros, los jóvenes, identificarnos y tomar decisiones, sin embargo, es bonito cuando ya lo lográs. Te das cuenta que no es fácil avanzar en la vida y que lo importante es ir dando pasos con seguridad que te van a ir abriendo muchas puertas en el camino.

 


 

Nota de la Directora EditorialEs importante hacerte saber que la mayoría de los artículos son redactados por los estudiantes que cursan la materia de “Redacción para medios”, por lo que encontrarás muy posiblemente en su composición, errores de todo tipo.

La exposición de dichos errores es parte también de la experiencia de los muchachos, por lo que de antemano, te pido los dispensés; en su momento serán corregidos por tu servidora como parte de su evaluación. ¡Muchas gracias por leer!